Sexo femoral

24 05 2011

Ya en una ocasión anterior hablamos de las llamadas cinco formas mayores del sexo, llamadas así por ser las más frecuentes en la práctica sexual. Sin embargo, no son las únicas formas de poder satisfacer a una pareja, y la cantidad de variaciones sólo está limitada por tu propia imaginación. Sin embargo, existe una que, aunque no tan frecuente como las antes mencionadas, es bastante recurrente, y es el llamado sexo femoral.

Para ello, sólo se debe de colocar el pene entre los muslos, y apretar las piernas hasta donde sea cómodo para el varón. De esa forma, él puede iniciar un movimiento similar a un coito, con lo que se logra un nivel bastante importante de excitación. Lo cierto es que, si bien las sensaciones son muy intensas, es indispensable el uso de algún lubricante, pues después de cierto tiempo puede causar irritación a ambos, por lo que lo mejor es usar aceite para masaje o lubricante de gel. Este tipo de sexo tiene la ventaja de que su riesgo de contagio es mínimo, siempre y cuando el pene no entre en contacto con la vulva. En caso de que se deseé hacerlo de este modo, el pene se coloca entre las ingles, pero el uso del condón es ya necesario.

Esta forma puede usarse tanto como un substituto del acto sexual, o antes del mismo, para ir creando un ambiente excitante.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: