Contracturas

26 04 2013

1dd017e38167281479f2afbdc436b43c_big
Las contracturas son otro de los padecimientos más usuales en la práctica sexual, y pueden llegar a ser muy graves dependiendo del nivel que presenten. Usualmente, se presentan cuando un músculo es sujeto a un esfuerzo muy grande, o se le flexiona a un nivel para el que no está preparado. En el sexo, es más usual que la mujer presente el segundo, aunque se pueden dar varios casos de la primera situación.

En su forma más leve, se perciben como un dolor intenso y punzante, que se hace más fuerte al mover el músculo. En casi todas las ocasiones, el dolor puede ceder con un leve masaje y estiramientos de la zona afectada pueden ir disminuyendo, aunque la aplicación de ligero calor local ayuda mucho.

Cuando el dolor se hace mucho más intenso al intentar mover el miembro, al grado de imposibilitar cualquier intento, es posible que se trate de un desgarre, y que requiera atención médica. En ese caso, trata de mantener el músculo lo más inmóvil que puedas, y acude con un profesional de inmediato.

Para evitar las contracturas, es conveniente que te ejercites todo lo que puedas en cuanto a flexibilidad, y si en algún momento tienes una duda en cuanto a alguna postura o movimiento, lo mejor es que no lo intentes. Es mejor decirle que no a un cliente que tener que detener el servicio a la mitad para tener que ir a urgencias.


Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: