Origen del término furcia

22 07 2014

10527394_723853364317075_8127556577213184933_n
Los orígenes de muchas palabras pueden resultar muy extrañas, más que nada por darse en épocas muy diferentes a las nuestras. Una furcia, desde hace años, es un término que describe a una prostituta, o a una mujer muy abierta y con iniciativa sexual. Si bien la explicación que les daremos aquí no está probada, es una de las más factibles.

Durante el Porfiriato, las clases altas recibieron una fuerte influencia de Francia, en especial en la moda y el lenguaje. Entre lo que llegó a nuestro país estaba un color que los franceses llamaban fucsia, que era un rosa más encendido. Para las mujeres conservadoras de la época, que veían el rosa como lo más femenino, el nuevo color les recultaba muy agresivo, por lo que lo evitaban. Sólo aquelas más audaces y desinhibidas, que obviamente no eran muy bien vistas por las más recatadas. A partir de ahí, se les comenzó a llamar mujeres fucsia.

Las clases populares, no acostumbradas al francés, comenzaron a oir el término, pero al no estar familiarizados con la pronunciación, las comenzaron a llamar furcias, y el término quedó en el habla normal.

Esta etimología no es 100 % segura, pero es un hecho que suena terriblemente lógica, en especial si recordamos como era la sociedad porfiriana.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: