Remarcando los límites

2 09 2014

subbie
Uno de los riesgos principales que enfrenta quien elige el perfil de sumisa, es que no faltarán aquellos que crean que el rol que estás jugando es tu verdadera personalidad, y más de uno tratará de pasarse de listo. En ese caso, como en muchas otras cosas, lo mejor es solucionar el problema antes de que se presente.

Cuando estés negociando de primera instancia la sesión con el cliente, tienes que ser muy firme, clara y no dejarte intimidar. De ese modo, dejarás en claro que tú no eres fácil de dominar. Si quieres ser más clara, dirígete a la chica sumisa en tercera persona, y con otro nombre, pero dejamdo claro que eres tú.

Al momento de iniciar la sesión, pídele al cliente unos segundos para “entrar en personaje”. Haz unos ejercicios de respiración aunque no los necesites, y cambia tu lenguaje corporal y tono de voz completamente. De ese modo, no sólo dejas en claro que es una actuación, sino que la chica dominante puede volver en cualquier momento.

Ésto quizá podrá sonar muy exagerado, pero cuando se trata de tu seguirdad, ninguna precaución está de más.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: