Sintiéndote atractiva

24 04 2013

8282-MatureWomanOriginal (1)

A diferencia de otras mujeres, uno de los principales problemas que enfrenta aquella que busca el perfil de femme fatale,  es el reconocer que aún son atractivas, y que por tanto, habrá hombres que las encuentren deseables. La más de las veces, es una cuestión de actitud, pero eso suele traer aparejados otros pequeños problemas.

Cuando una mujer considera que ha dejado de ser sexy, comienza a reflejarlo en su persona, y con ello, va limitando sus posibilidades. Si bien actualmente no todas descuidan su apariencia, comienzan a variar su estilo, haciéndolo más conservador y “respetable”. Y ésto no se queda sólo en el vestuario y apariencia, sino en su estilo y comportamiento. Lentamente, se van convenciendo de que se han vuelto asexuales, pues es lo que creen que la sociedad espera de ellas.

En el momento en que la mujer descubre que puede seguir siendo sexualmente atractiva, su actitud y apariencia cambian de la misma forma. Claro está, el atractivo es distinto, y pretender vestirse de nuevo como adolescente puede llegar a verse ridículo. Sin embargo, existen miles de formas de verte sensual, y no perder el estilo de tu edad. La gran ventaja que tienes es tu experiencia, y una vez que te sabes atractiva, es lo único que requieres.





Rayos en el cabello

12 02 2013

cabello mujer 40
Si bien actualmente usar rayos no tiene límite de edad – muchas chicas jóvenes suelen utilizarlo – no cabe duda de que es una de las mejores herramientas de la Femme Fatale, pues al mismo tiempo que disimula las canas, le da a la mujer una apariencia bastante sexy. Sin embargo, al igual que otros trucos de belleza, tiene que usarse con cuidado, pues mal logrado puede ser contraproducente.

Los rayos tienen diversos niveles de uso, desde los más leves, que parecen sólo brillo del mismo cabello, hasta los más contrastantes, que crean un efecto muy notorio. Lo importante es siempre buscar que logren combinar bien en alguno de los dos extremos, ya sea que sea lo suficientemente similar a tu cabello real, o que tenga un contraste que combine correctamente, sin ser demasiado dispar. Por otro lado, hay que cuidarlo con frecuencia, pues una coloración dispar luce terriblemente mal. Fuera de eso, es un recurso muy recomendable, pero como dijimos, asegúrate de que quien lo haga sea una persona responsable y profesional, pues hecho incorrectamente hará que luzcas bastante mal, y para el oficio, puede ser terrible.





Cabello teñido

3 12 2012

61904_551158404899981_1410519095_n
Después de cierta edad, es socialmente aceptable que la mujer comience a teñirse el pelo, aunque en esta época, los límites en este sentido parecen haber desaparecido. Sin embargo, para la Femme Fatale sigue siendo una herramienta excelente para seducir, aunque es necesario tener algunas precauciones, para conservar la clase.

Generalmente, entre las mujeres maduras ésto es usual para cubrir las canas, por lo que casi todas optan por un color parecido, o cuando menos similar, al que tienen naturalmente. Sabiéndolo hacer correctamente, será totalmente indetectable, y te servirá para mantener un atractivo que siga atrayendo a los posibles clientes. La recomendación aquí es elegir tintes de buena calidad, y cuidar que se mantenga en buen estado. Nada desmerece más la apariencia de una mujer que mostrar la raíz del cabello.

Por otro lado, esta época permite el usar colores algo más extravagantes, aunque eso es más bien exclusivo de las jovencitas. Sin embargo, eso no significa que tú no lo puedas intentar. Sin embargo, debes tener mucho cuidado al elegir los colores, pues la diferencia entre lo extravagante y lo ridículo es muy leve, y puedes de pronto lograr un efecto demasiado vulgar. Lo mejor es que, si vas a experimentar, sea con tonos no muy audaces, de modo que si no corresponden demasiado, no sea demasiado evidente. Experimenta, pero con mesura.





El peso de la edad

25 09 2012

Si bien, como ya hemos mencionado antes, el atractivo de una mujer no se pierde con la edad, no cabe duda de que la mente es siempre un problema. Tras de los cuarenta años, las mismas presiones sociales hacen que muchas comiencen a sentirse poco atractivas, y con ello, crean un círculo vicioso. Es posible que sigan arreglándose con ciertas atenciones, pero cambiarán la elección de su ropa, de su maquillaje, de modo que, aunque siguen luciendo guapas, dejan de ser sexualmente atractivas.

Curiosamente, para muchas mujeres, el papel de femme fatale les inyecta parte de ese atractivo sexual que consideraban perdido. Obviamente, no puedes vestirte como una jovencita, pues ya no es lo adecuado. Sin embargo, puedes ir descubriendo que es lo que te hace sexy, y sacarle partido. Recuerda que no eres más o menos atractiva, sólo eres diferente, así que tendrás que volver a descubrir todos esos aspectos, y sacarles partido. Una vez que hayas vuelto a crear tu imagen sensual, no habrá nada que te impida lograr lo que buscas.





La boa

19 07 2012

Aunque es una prenda que puede ser usada por cualquier edad, la boa se identifica más con la Femme Fatale, por lo que no conviene dejar pasar esta idea, tan firmemente arraigada, y no sacarle algo de provecho, en especial porque actualmente, tiene un fuerte significado sexual.

Al parecer, la boa nacería en los tiempos del Renacimiento, cuando las plumas volvieron a integrarse al vestuario femenino. Usualmente eran cortas, y se usaban para abrigar el cuello, pero tras de caer en desuso durante siglos, tendrían un fuerte resurgimiento en los años veintes, cuando se les hizo más largas, y se volvieron atuendo tradicional entre las flappers. En los treintas, era parte indispensable del atuendo de las grandes estrellas de Hollywood, con lo que mucha gente lo relacionó con la sensualidad y la sofisticación, imagen que conserva hasta ahora.

La boa se usa básicamente como un juguete, y es muy útil para establecer dominio o superioridad, pues con ésta puede golpearse sin hacer ningún daño. Por otro lado, un torso desnudo, con los senos cubiertos sólo con esta prenda, es una invitación erótica a la vez directa y refinada. Es una pieza que no debe de faltar en tu guardarropa, pues es tremendamente útil.





Las manos y la mujer madura

14 05 2012

Si bien parte del atractivo de la femme fatale es la edad, es también necesario mantenerse atractiva y sensual, y después de cierta edad, todos los detalles cuentan. Si bien el cuidado de las manos es básico, para la mujer madura es mucho más importante, pues se convierte en una parte que puede expresar mucho, y para lograr su mayor efecto, deben de lucir impecables. Y aunque parece complicado, en realidad sólo es cuestión de algunas precauciones básicas.

Con la edad, uno de los principales problemas de las manos es la resequedad, algo que puede ser fatal para alguien que se dedicará a acariciar. Lo mejor que se puede hacer es utilizar guantes ligero si se va a estar expuesta al Sol mucho tiempo o, en su defecto, usar bloqueador solar. Del mismo modo, si se realizan labores de jardinería, limpieza del hogar u otras actividades que puedan maltratarlas, usar guantes ya sea de latex o de carnaza, dependiendo de que tan fuertes sean. Y si se usan limpiadores o jabones muy fuertes, lavar las manos cuidadosamente después de ello, incluso usando los guantes.

Cuando menos dos veces por semana, es necesario exfoliarlas, para mantenerlas suaves. Existen muchos productos en el mercado para ello, y será cuestión de elegir el mejor para tu piel. Del mismo modo, se recomienda usar una loción humectante diariamente, para evitar las asperezas.

Con estos sencillos cuidados, te podemos garantizar que tendrás las manos perfectas no sólo para tus clientes, sino para tu misma apariencia.





Patas de gallo

29 02 2012

Uno de los principales problemas que enfrentan las mujeres después de cierta edad, son las llamadas “patas de gallo”, que son arrugas en la comisura de los ojos. Si bien son parte del proceso natural del cuerpo, e incluso para algunas femme fatale pueden ser atractivas, mientras no sean muy profundas, es posible retardar su aparición, y hacerlas menos notorias, siguiendo algunos sencillos consejos.
Lee el resto de esta entrada »