Segmentación de mercados

11 09 2014

segmentacionLa sementación de mercado es un término muy usado en publicidad y mercadotecnia, y consiste en seleccionar un grupo menor de posibles compradores, más homogeneos, para ofrecer tu producto o servicio. Si bien en cierta forma el uso de perfiles es una forma en que se da, puede ser algo mucho más amplio.

Básicamente, al segmentar tu mercado, disminuyes el total de personas a las que llega tu oferta, pero a cambio, aumentas el porcentaje de éstos que podría estar interesado. Si por ejemplo, realizas tu publicidad pensando en todos los hombres, llegarás a muchas más personas, pero si te orientas únicamente a turistas, la cantidad será menor. Pero dado que, al hacerlo, ofrecerás cosas que les interesen más a ellos, al final tendrás más demanda que si lo hicieras con mayor amplitud.

El segmentar tu mercado, requiere un estudio muy cuidadoso, pues el grupo que elijas debe de tener gustos muy identificables, que puedas capitalizar. Trata de reconocer a todos tus posibles clientes, y si encuentras algo en común, trata de orientarte en ello.

Con un poco de visión, y conociendo a tu mercado, puedes elegir un grupo más definido, y eso podrá aumentar notablemente el número de tus servicios.





Cómo organizar a tus clientes

1 09 2014

375575
Cuando eres una prestadora de servicios, sin importar del tipo que sea, es buena idea el tener una clasificación bien establecida de tus clientes, que esperan, y que tan convenientes son para tu negocio. Cuando prestas sexoservicio en forma regular, pronto tendrás una serie de personas a las que puedes identificar dentro de ciertos grupos, y que te ayudarán a planear la forma en que des tu servicio.

Estos grupos son sólo sugerencias, tú puedes alterarlos dependiendo de tus propias necesidades.

  • Clientes frecuentes, que piden servicios caros, y tienen buen trato.
  • Clientes frecuentes, buen trato, pero toman servicios promedio.
  • Clientes poco frecuentes, pero que usan servicios caros, y buen trato.
  • Clientes que piden servicios inusuales o incómodos, pero que pagan bien.
  • Clientes frecuentes, pero que exigen demasiado

Lo ideal es no incluir a un cliente en una lista sino hasta que haya tomado cuando menos tres servicios, y que su comportamiento sea habitual. Una persona puede tener buen trato, pero quizá lo pescaste un día en un mal momento, por lo que no debes de apresurarte. Esta lista te permitirá saber que esperar y, en el último de los casos, saber si un cliente realmente te conviene.





El sexoservicio no es para todos

1 08 2014

shame
En una entrada anterior, hablamos de como no todas las mujeres podían ser prostitutas, pues se necesitaba una cierta condición emocional, así como una formación mental muy definida, para poder dedicarse a este oficio sin generar un conflicto interno. La cuestión es que, si bien el rango es más amplio en el hombre, existen efectivamente algunos que, bajo ninguna circunstancia deben de acudir con una prostituta, sin importar que tan profesional sea ésta.

De entrada, se trata de hombres que tienen una idea muy establecida de la sexualidad, en donde se le relaciona de manera muy cercana con la obligación y la responsabilidad. Sienten que el sexo o es algo sucio, o se trata de algo exageradamente personal, que los compromete demasiado. Si bien de entrada alguien así nunca pensaría ir con una sexoservidora, en el caso de que se atreviera, la culpa sería demasiada, y puede que tarde meses en poder superarlo, y aún así, no lo logrará por completo.

Eso no hace peor o mejor a un hombre, simplemente es una formación diferente, pero como tal, debe de respetarse y tomarse como parte de tu forma de ser. Si bien cierto nerviosismo y culpa es normal en muchos hombres, si la sensación es muy fuerte, o realmente lo percibes como algo demasiado malo, es mejor que no lo hagas. Si bien tu placer es necesario, tu estabilidad emocional lo es más.





Atender llamadas durante el servicio

12 03 2014

bed
Cuando se es una prestadora de servicios, el cliente debe de ser tu principal prioridad, y se le debe de atender de inmediato. Sin embargo, el problema de la prostituta independiente es que tiene que cubrir todos los aspectos del trabajo, y tan importante es aquel que llama para pedir informes como el que está compartiendo la cama contigo, y no es raro que los dos soliciten tu atención en el momento.

Para algunos hombres, el que una mujer tome el teléfono y atienda una llamada, sin detener el acto sexual, puede ser una experiencia excitante y que disfruten mucho, pero también a una gran cantidad les puede resultar molesto, y romper completamente el ambiente. Por ello, conviene partir del supuesto de que todos ellos prefieren el silencio.

Lo mejor en estos casos es no apagar el celular cuando estés prestando servicio, pero lo dejes en modo silencioso, y alejado del área del servicio. En el momento en que hayas terminado – y eso significa cuando hayas salido del cuarto, pues atender el teléfono apenas él se salga de ti es de pésimo gusto – atiende todas las llamadas pendientes que tengas, disculpándote primero, aclarando que estabas atendiendo a un cliente. Las personas entenderán perfectamente esta situación y no habrá problema. Pero es importante que, al llamar, le digas que estás respondiendo su llamada, y pregúntale si puede hablar libremente. En caso de que te diga que no, dile que llamarás después, y cuelga de inmediato, para evitarle posibles problemas. Recuerda, mientras más demuestres que te preocupa el cliente, mejor respuesta tendrás de ellos.





La libreta de clientes

6 03 2014

libretaUna de las cosas que resultan más atractivas para cualquiera que solicite un servicio, es la atención personalizada, en especial si existen ciertas cosas que le gusten o le desagraden, y sean tomadas en cuenta antes de que lo pida. En el sexo, estos pequeños puntos son muy importantes, y pueden hacer que un cliente se vuelva regular muy fácilmente. Pero si bien cuando tienes una sola pareja es algo sencillo, cuando existen varios cliente puede no serlo tanto. Por ello, el contar con una libreta de clientes es una excelente idea para mejorar tus servicios.

Si alguno de tus clientes toma servicio contigo por segunda ocasión, anota su nombre, y lleva un apartado con sus gustos particulares, como que parte del cuerpo le gusta que le toquen, que palabras prefiere que uses, que le desagrada, o que tipo de prendas le gustan. Cuando te haga otra cita, lee estos datos y sorpréndelo con algún detalle. A veces algo tan simple como Sé que te gusta cuando te toco aquí, hará que él se percate de que le preocupas como cliente, y eso siempre se aprecia, ya sea con una buena propina, o con el servicio continuado.

A veces son esos pequeños detalles, los que hacen la diferencia entre un buen servicio y uno excelente.





Mostrar interés

31 10 2013

interes
Si bien por un lado todas estamos de acuerdo que no todas las relaciones sexuales durante el trabajo nos deben de resultar agradables, debemos de recordar por otro lado que somos prestadoras de un servicio, y la actitud es básica para poder tener éxito en cualquier negocio. Por ello, el interés que prestes al momento de dar elservicio será vital para que puedas mantener una buena clientela.

En este caso, nos limitaremos a los clientes que, sin serte necesariamente desagradables, no te despiertan realmente interés, y que curiosamente, son los que más podrían hacerte reaccionar de manera negativa, pues una persona desagradable te mantiene atenta, y haces un esfuerzo consciente por dar lo mejor de ti, mientras que en el segundo caso, como lo sientes como una situación menos agresiva, es más fácil que bajes la guardia, con lo que puedes demostrar más abiertamente tus emociones. Gestos tan inocentes como un bostezo, una mueca o cualquier expresión de este tipo puede delatarte, y hacerte perder un buen cliente. Lo mejor que puedes hacer es mantener esa actitud de cuidado con cada uno de tus clientes, y mostrarles el interés adecuado a cada uno. Pero cuidado, no se trata tampoco de fingir nada, sino simplemente mantener un clima de respeto. Una actitud falsamente enamorada o de admiración puede ser tan fulminante como el desinterés. Recuerda, piensa en lo que no quisieras que te pasara a ti, y evita hacerlo.





¿Puedes ser amiga de tus clientes?

10 09 2013

C7AA3F81F49A48F2D18D8D93497

Si bien en entradas anteriores habíamos mencionado la posibilidad de establecer lazos afectivos con tus clientes, y el riesgo que existía al hacerlo, es también un hecho que la convivencia reiterada, en especial después de varios servicios, puede llegar a un interesante entendimiento entre ambos, que si bien no desemboque en amor, si puede ser una relación amistosa muy fuerte. Este caso, si bien es menos peligroso que las relaciones emocionales, debe también tratarse con mucho cuidado.

En general, si vemos la prostitución como cualquier otro trabajo, es común que los cliente establezcan una cierta relación de confianza y camaradería con ciertos prestadores de servicios, en especial si están satisfechos con ello. No existe pues ningún problema si tienes cierta confianza con ciertas personas. Pero al mismo tiempo, recuerda que debes de ser profesional. No dejes que la amistad se mezcle con el negocio, y si bien puedes tener ciertas consideraciones, debes de tener cuidado de no permitir demasiadas confianzas.

Y lo que es quizá los más importante: A menos que realmente sientas que puedas confiar en él al 100 %, nunca reveles tu verdadera identidad, o datos que permitan identificarte. Dado que es muy difícil saber como reaccionará uno de ellos a futuro, lo mejor es mantener siempre esa sana distancia.