Distancia emocional

4 06 2014

depresion
Cuando tomas el perfil de samaritana, uno de tus grandes problemas el que estarás expuesta a los problemas de una gran cantidad de personas, y si bien algunos de éstos son fáciles de aasimilar, otros más pueden ser muy complejos y profundos, que pueden llegar a afectarte, ya sea porque desarrolles una empatía con el cliente, o porque sean demasiado fuertes para tu propia sensibilidad. En tales casos, es muy posible que acabes resintiéndolos tanto o más que los que te buscan. Para esos casos, es cuando se debe de aplicar la llamada distancia emocional.

Recibe este nombre una barrera que se crea desde el primer momento que estableces contacto con tu cliente, y que se mantiene durante todo el tiempo que permanezcan juntos. Básicamente, tienes que ver tanto al individuo, como las situaciones que te comparta, como algo completamente ajeno a ti. Debes de hacerte a la idea de que tú eres una profesional, y que tienes que mantenerte ajena. En muchos casos, la personalidad de trabajo ayuda, si puedes marcar que quien está allí, y quien está interactuando con el cliente, es tu identidad de sexoservidora, no tú.

Esto puede ser un poco difícil, pero con un poco de práctica, acabarás lográndolo. De hecho, si bien para la samaritana es vital, es conveniente que toda sexoservidora logre crear esta barrera, para no involucrar sentimientos.