Estudiantes sexoservidoras

24 06 2014

10492230_712200252149053_6958820103229356338_n
Los años de universidad son quizá los más complicados, pues no sólo es cuando los jóvenes comienzan a enfrentarse de lleno a las obligaciones adultas, sino que además, es cuando se comienzan a acumular más los gastos. Por otro lado, dado que muchas chicas deben de viajar a otras ciudades para poder estudiar, son momentos algo complicados, y donde realmente se requiere una entrada de dinero. Para muchas mujeres, el hecho de tener ya la mayoría de edad, les permite valerse del sexoservicio para poder ayudarse en esos momentos, aunque lo cierto es que, si bien proporciona ciertas soluciones, trae aparejados nuevos problemas.

Dependiendo de la carrera que elijas, el tiempo que requieres dedicarle es casi absoluto, entre prácticas y estudios, por lo que atender clientes puede ser demasiado complicado. Por otro lado, es algo más difícil – más no imposible – atender llamadas y citas cuando parte del tiempo estás en un salón de clases. Pero, como en todo, el secreto está en la organización.

Si tienes una planeación adecuada, es posible cumplir con ambos sin presionarte, aunque en tu caso, no es recomendable el sexoservicio de tiempo completo. En tu misma publicidad, puedes poner que eres estudiante, y que por ello tu horario es muy limitado. Te sorprenderá ver como eso atrae muchos clientes. Sólo necesitas ajustar un poco la agenda, revisar horarios, y pronto verás que el oficio puede ser la solución para poder terminar con bien la carrera.