Estudiantes sexoservidoras

24 06 2014

10492230_712200252149053_6958820103229356338_n
Los años de universidad son quizá los más complicados, pues no sólo es cuando los jóvenes comienzan a enfrentarse de lleno a las obligaciones adultas, sino que además, es cuando se comienzan a acumular más los gastos. Por otro lado, dado que muchas chicas deben de viajar a otras ciudades para poder estudiar, son momentos algo complicados, y donde realmente se requiere una entrada de dinero. Para muchas mujeres, el hecho de tener ya la mayoría de edad, les permite valerse del sexoservicio para poder ayudarse en esos momentos, aunque lo cierto es que, si bien proporciona ciertas soluciones, trae aparejados nuevos problemas.

Dependiendo de la carrera que elijas, el tiempo que requieres dedicarle es casi absoluto, entre prácticas y estudios, por lo que atender clientes puede ser demasiado complicado. Por otro lado, es algo más difícil – más no imposible – atender llamadas y citas cuando parte del tiempo estás en un salón de clases. Pero, como en todo, el secreto está en la organización.

Si tienes una planeación adecuada, es posible cumplir con ambos sin presionarte, aunque en tu caso, no es recomendable el sexoservicio de tiempo completo. En tu misma publicidad, puedes poner que eres estudiante, y que por ello tu horario es muy limitado. Te sorprenderá ver como eso atrae muchos clientes. Sólo necesitas ajustar un poco la agenda, revisar horarios, y pronto verás que el oficio puede ser la solución para poder terminar con bien la carrera.





Los mejores días para el servicio

8 05 2014

calendario
Todas sabemos que el sexo no tiene hora ni fecha, y cuando el deseo aparece, el horario realmente no importa. Sin embargo, como todo negocio, habrá momentos en que las posibilidades sean mucho mejores para encontrar clientela, por lo que debemos de conocer estas posibilidades para ajustar nuestros horarios o sacarle más partido a nuestra publicidad.

Como podemos imaginarnos, los días con más clientela son, en orden de demanda, jueves, domingo, viernes y sábado. Los días lunes a miércoles existe también una cierta demanda, pero no es tan abundante como otros días.

En cuanto a los horarios, entre semana es muy solicitada la hora de la comida, pues muchos aprovechan esos momentos para darse una escapada, pues es cuando las parejas menos sospecharían. Del mismo modo, los domingos es más común tener clientela matutina, pues las tardes y noches de ese día son más familiares.

En jueves y viernes, las mejores horas son de las 6:00 de la tarde a las 12:00 de la noche, siendo muy escaso en la madrugada. Los sábados es cuando podemos esperar clientela durante casi todo el día, aunque en este día en particular es más frecuente que la principal demanda sea de 4:00 a 7:00 de la tarde, y nuevamente de las 9:00 a las 12:00 de la noche.

Contra lo que uno pudiera imaginar, los días festivos no alteran mucho esta secuencia, e incluso pueden ser más bien flojos, pues todas esas fechas suelen ser familiares, o ir aparejadas a alguna celebración particular que evita que la gente busque otros servicios.

Pero como siempre, ésto no es una ciencia exacta, y tú irás viendo poco a poco cuales son tus mejores momentos, aunque estos puntos te resultarán un excelente arranque.





Tiempo completo contra medio tiempo

30 08 2013

sonypaper3
Si bien hemos insistido bastante en que, para que se cambie la forma en que se ve al sexoservicio, se debe de ser más profesional en la forma en que lo vemos, eso tampoco significa que seas demasiado estricta contigo misma. Como todo trabajo, puede tener un cierto grado de flexibilidad, que se adapte a tus necesidades y horarios, y te permita desarrollarte de forma más completa.

Como ya habíamos mencionado en ocasiones anteriores, es posible que la prostitución sea tu principal fuente de ingresos, o una forma de complementar un trabajo principal. En cualquiera de los dos casos, puedes ajustar tu horario de manera que te permita realizar otras actividades. Al final de cuentas, el ser tu propio patrón te da esa flexibilidad que no encuentras en otras profesiones.

Sin embargo, eso significa también cierta disciplina: Así sean sólo dos horas al día, trata de cumplirlas lo más posible, y sólo rompe esa estructura por causas realmente de fuerza mayor. Es necesario entender la diferencia entre ser tu propio jefe, y no tener jefe, y aprender que necesitarás de cierto orden en tu labor.

Al final, es cuestión de analizar, y ser disciplinada, pero flexible. De nada servirá que estés fuera de casas de citas y proxenetas, si tú misma te vas a esclavizar. Estudia tus tiempos, y crea un calendario lo más práctico que puedas, verás que no es tan difícil como habías pensado, y te será más conveniente a largo plazo.





Retrasos en tus citas

4 07 2013

Businesswoman talking on the phone in the street

Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, la puntualidad es una de las cualidades básicas en todo prestador de servicios, y la sexoservidora no debe de ser la excepción. Sin embargo, en una ciudad como las modernas, muchas veces nos encontramos frente a imponderables que hacen que los retrasos estén a la orden del día, y que la gran mayoría de las veces se escapan de nuestro control. Por ello, tenemos que estar preparadas para cuando ocurra algo así, y manejarlo de una forma que no dañe nuestra reputación.

De entrada, cuando tengas que atender a dos clientes uno tras otro, trata de calcular cuando menos media hora más de lo que se lleve el trayecto habitual, e incluso más en circunstancias complicadas, como en temporada de lluvias o cuando haya programadas manifestaciones, de modo que te asegures que no tendrás que ir apresurada. En especial, ten cuidado cuando sean zonas que no conozcas, pues pueden ser algo enredadas.

Si por cualquier motivo se te atraviesa un problema, llámalo en el momento en que éste surja, no cuando esté cercana la hora de la cita. Dile honestamente en que lugar te encuentras, y pregúntale si quiere que conserven el lugar de la cita, o cambiarlo a otro punto más accesible. En caso de que prefiera esperar, ofrécele desde un principio una compensación. Algo como Si llego con más de treinta minutos de retraso, te hago un descuento de tanto. De ese modo, aseguras que te esperará, y le demostrarás que estás tomando las cosas con profesionalismo.

Recuerda, la prostitución es un servicio, y como tal, el que el cliente quede satisfecho es lo más importante.





Servicio de madrugada

28 05 2012

Si bien es un hecho que, en las grandes ciudades, la actividad no se detiene en ningún momento, lo cierto es que las horas de la madrugada suele ser un poco más complicado para atender a un cliente, pues son muchas menos las facilidades con las que se cuenta. Como ya habíamos dicho, la solución usualmente es establecer horarios de servicio, pero en el caso de que quieras incluir las horas más extremas para atender, debes de tener en consideración algunas cosas.

Obviamente, la solución idónea en esos caso es tener automóvil propio, lo que no siempre es viable para todas las afiliadas. En ese caso, lo mejor es tener a la mano el número de cuando menos tres sitios de taxi de confianza, en diversos sitios de la ciudad. Otra opción es atender después de cierta hora en algún hotel bien delimitado, y con un sitio de taxis cercano. En ese caso, conviene que contactes a algún taxista de confianza, con quien puedas incluso reportarte al llegar e irte.

En algunas ocasiones, incluso, puede convenir esperar un poco en el lobby del hotel, sobre todo cuando das servicio cerca de las cuatro, en lo que se inicia el servicio más temprano. Las ciudades de cierto tamaño suelen despertar como a las cinco, y es un momento excelente para poder movilizarte.

Ten en cuenta que estas pequeñas incomodidades deben de tomarse en cuenta al momento de establecer una tarifa, y es hasta cierto punto esperable que, después de cierta hora, el costo aumente. Trata de ser equitativa, de modo que se compensen los inconvenientes, pero sin hacerlo demasiado caro para tu cliente, y sobre todo, avísale con anticipación.

Cuando se trate de ciudades demasiado pequeñas, lo más recomendable es no dar servicio después de las 12, pues éstas suelen cerrar prácticamente todas sus actividades, aunque si eres residente del lugar, seguramente conocerás el pulso de la misma, y podrás tomar las medidas más adecuadas.





Formalidad

21 05 2012

Uno de los aspectos en los que más hemos insistido sobre el sexoservicio, es la necesidad de que sea tomado en serio, para de esa forma poder mejorar las condiciones de las trabajadoras. Sin embargo, un requisíto básico para ello, es comenzar por nosotras mismas. El darle a nuestro trabajo el respeto que se merece es un primer paso para que las cosas cambien.

Si bien la formalidad laboral se compone de muchos aspectos,  todo ello se resume en darle su lugar de forma seria. Desde el momento en que eres tu propia jefa, tienes que comenzar exigiéndote como si realmente fueras una empleada: cumplir tus horarios, atender a los clientes como se debe, portarte profesionalmente… En resumen, comportarte como esperarías que una empresa se comporte contigo.

Una práctica que puede ayudarte con ello, es asignarte un horario, y cumplirlo como si realmente tuvieras un reloj checador de por medio. Es muy fácil que, con el pretexto de que no tienes que responderle a nadie, prefieras quedarte en tu casa, o no responder de inmediato un recado. Eso, a la larga, va alejando clientes, y la única perjudicada terminas siendo tú.

Si quieres que el sexoservicio realmente sea una forma para ganarte la vida, tómalo con la seriedad que requiere, y recuerda, todo lo que te exijas a ti misma, redundará en una mejor posición en tu trabajo, y una mucho mejor ganancia, sin contar tu crecimiento personal, que también es muy importante.





Patrones de sueño

17 01 2011


Cuando se tiene una trabajo como el de prostitución, la cuestión de los horarios puede ser algo complicado, en especial porque existe el error de relacionar el sexo con las horas nocturnas. Por ello, es necesario tener cuidado en tus patrones de sueño, pues son importantes no sólo para cuidar tu apariencia, que es parte de tu trabajo, sino incluso tu salud.

Si bien se habla de ocho horas de sueño como la cantidad necesaria, algunas personas pueden sobrelelvar fácilmente rutinas de seis o sieta horas al día. Sin embargo, lo ideal es que sea un tiempo corrido, pues el dormir pequeñas siestas a lo largo del día no es sano. Por ello, evita hasta lo posible dar servicio las 24 horas, pues aunque duermas tu tiempo, y sólo te despiertes para atender clientes, eso corta toda tu noche, y en caso de que sea muy frecuente, puede afectar tu salud.

Del mismo modo, si decides dar servicio nocturno, y dormir por las mañanas, evita hasta donde te sea posible cambiar de rutina muy frecuentemente. El cuerpo tarda mucho tiempo en ajustarse a un patr´n de sueño, y si se le varía demasiado frecuentemente, puede provocar trastornos a nivel nervioso.

Recuerda, tu trabajo es importante, pero tu salud lo es más.