¿Desnudar a tu cliente?

10 01 2014

4bb4cc20a91e2dfefeae39e8a0f3d113
Cuando un hombre comienza a desnudar a una mujer, y ella no opone resistencia, es simbólicamente un logro importante, pues ha conseguido vencer una resistencia, y queda como el dueño de la situación. Sin embargo, cuando es ella la que lo hace, el simbolismo se vuelve muy diferente, y para muchos hombres, puede ser más incitante que la primera opción.

Cuando es la mujer quien desnuda a su pareja, está dejando en claro que realmente lo desea, y que está hasta cierto punto impaciente por llegar al sexo. Eso hace que el varón se sienta deseado, y por tanto sentirá una mayor atracción. Lo más importante de todo es que ésto se da a nivel inconsciente, por lo que incluso si él sabe que está pagando por ello, en la parte más profunda de su mente se sentirá como el objeto que es deseado.

Pero, como puedes darte cuenta, esta situación puede ser muy cambiante, y depender incluso del estado de ánimo, por lo que debes de irte con cuidado. Afortunadamente, no genera casi nunca una reacción negativa, por lo que es posible experimentar. Acércate y comienza a jugar con su ropa, quizá quitándole la corbata o abriéndole la chamarra. Si él te deja seguir, no te detengas. Pero si está de humor para otra cosa, sólo tomará la iniciativa y hará su parte. Es casi imposible que se muestre negativo.

Este es un truco que debes de tener siempre en cuenta, pues puede servirte para relajar a un hombre demasiado tímido, nervioso o cansado, y eso seguramente te lo agradecerá.





¿Realmente debes de ser fatale?

15 11 2013

Long-Hairstyle-for-Mature-Women
La misma palabra Femme fatale, sugiere de inmediato a una mujer que abusa y maneja a los hombres, utilizando toda su experiencia y habilidades sexuales para convertirlo en un ser sumiso y dominado. Esto viene de los tiempos en los que los hombres eran siempre la figura dominante, y los únicos que tenían “derecho” a tener deseos sexuales. Por ello, partían de la idea que, si una fémina se comportaba sexualmente agresiva, debería de tener los mismos atributos dominantes que el varón.

A pesar de lo que el nombre indica, y la fama que trae aparejado el nombre, no es necesario que seas dominante con tu cliente, a menos que eso sea lo que él quiera. Tienes que mostrarte siempre segura, dueña de la situación, experimentada y propositiva, pero eso no significa que seas impositiva. En sí, sólo tienes que ser tú misma, pero también ser flexible a las necesidades del cliente. Recuerda que él está pagando para pasar un buen rato, no para ser objeto de abusos.





¿Qué tan agresiva puedes ser?

2 07 2013

shy

Una de las ideas con las que más se relaciona a la prostituta, es con la mujer sexualmente agresiva, que no teme tomar la iniciativa y que puede guiar al hombre durante toda la relación sin ninguna vergüenza. Si bien es cierto que para muchos clientes este tipo de conducta es muy excitante, recuerda que cada cabeza es un mundo, por lo que tienes que saber como reaccionar con cada uno de ellos.

En general, la gran mayoría de los hombre, que tienen ya una idea de lo que es acudir con una prostituta, suelen dejarse llevar, y eso es siempre notorio. Sin embargo, en algunos casos notarás que titubea, se nota nervioso o inseguro, puede que no sea realmente su estilo. Sin embargo, en algunos casos, la adrenalina de sentirse amenazado, o en una situación desconocida, puede ser un estimulante. Puedes posiblemente bajar un poco el nivel, pero mantenerte en la iniciativa. Quizá algunas frases en las que lo incites a tomar un poco más de actividad sean necesarias, pero verás que, al final, él acabará encantado.

Sólo en el caso de que él se vea incómodo, se aleje abiertamente, o luzca realmente asustado, es mejor que te detengas. Siéntate al lado, y habla con él. En ese caso, es mejor que lo escuches, y dejes que él te diga que hacer. Al final, está pagando por pasar un buen rato, y el sentirse intimidado no lo es. Si eres comprensiva y empática, es un hecho que lo tendrás pronto de vuelta.





¿Papel activo o pasivo?

15 11 2012

En esta época moderna, es perfectamente razonable que las mujeres demuestren iniciativa durante el sexo, e incluso que lleven el control durante el coito. Sin embargo, si una cosa sabemos es que, dentro del oficio, la palabra promedio no existe, así que nuestro comportamiento tendrá que ser muy adaptable.

Para muchos hombres, el que la mujer lleve la iniciativa les sugiere que ellas realmente los desean, por más que ellos sepan que están pagando por ello. Por otro lado,para muchos de ellos, el tener el papel pasivo puede resultar muy excitante.

Pero por otro lado, existirán otros que prefieran una mujer pasiva, con puedan demostrar que tienen el control. Eso puede sugerir desde inocencia, dominio o simplemente que está abierta a sus deseos, lo cual es un fuerte estímulo para muchos varones. Por ello, lo mejor que puedes hacer, es tratar de adaptarte a lo que él espere. Si bien es posible leerlo en sus actitudes, el preguntar no estará de más. Todo lo que te ayude a dar un mejor servicio es totalmente válido.





¿Desnudarte o ser desnudada?

21 10 2011


Uno de los grandes puntos de discusión entre los hombres, es sobre que disfrutan más, si desnudar a una mujer, o ver que ella lo haga. Cada persona tiene sus preferencias, e incluso en muchos casos ésta puede variar dependiendo de su humor. Para una prostituta, ese es un punto que se debe de considerar, pues cada una tien su particular significado.

Una mujer que se desnuda a sí misma, sugiere de inmediato que está deseosa del acto sexual, y que en cierta forma, está tomando la iniciativa. Para el cliente, implica el sentirse deseado, y dependiendo de la forma en que ella lo haga, puede tener un atractivo muy particular. En cierta forma, es uno de los encantos que hace a las strippers tan populares.

El que sea el hombre quien desnude a la mujer, le da la imagen de ser quien lleva la batuta, y de ese modo, el dominio de la relación. Y si la mujer no ofrece resistencia, es una tácita aceptación de entrega total, que es muy estimulante para el ego del hombre. Ambas son muy atractivas, y tienen la ventaja de que no tendrás que preguntarles. Si él se acerca y comienza a quitarte las ropas, está marcando su preferencia. Si no lo hace, también, pues está esperando a que tú lo hagas. El que tan cooperativa seas en ambos casos, implicará la satisfacción del cliente. Aunque claro, puede darse también el caso de que no te quiera ver desnuda, pero también te lo hará saber en su momento.

Esta visión es válida en el sentido opuesto, pero eso lo analizaremos en una entrada posterior.





Para tratar al adulto joven

26 08 2010

Por un principio casi obligado, las mujeres que manejen un perfil de femme-fatale tendrán una mayoría de clientes muy jóvenes, incluso que a penas alcanzaron la mayoría de edad. Obviamente, apegándonos al principio de no atender menores de edad, nos encontraremos con clientes con cierta experiencia, pero que aún así requieren de ciertas atenciones.

Lee el resto de esta entrada »





Cougar

28 05 2010


El término cougar es uno de los de más reciente creación, pero que se han convertido en una tendencia en crecimiento. Reciben ese nombre las mujeres maduras que acuden a centros de reunión juveniles, con el propósito de conseguir muchachos para encuentros sexuales. Si bien son más estereotipos que casos reales, lo cierto es que esta imagen se ha vuelto una fantasía recurrente de muchos hombres, y está fuertemente ligado al perfil de la MILF.

Si estás interesada en cultivar la imagen cougar, debes de buscar algunas prendas atrevidas, que tengan un cierto aire juvenil, pero sin llegar a serlo del todo. Se requiere una cierta actitud de estudiado hastio, siendo proactiva, pero sin llegar a la agresividad de la femme fatale. Te aseguramos que, sabiéndolo manejar, encontrarás que muchos clientes se sentirán interesados en tus servicios.