Segmentación de mercados

11 09 2014

segmentacionLa sementación de mercado es un término muy usado en publicidad y mercadotecnia, y consiste en seleccionar un grupo menor de posibles compradores, más homogeneos, para ofrecer tu producto o servicio. Si bien en cierta forma el uso de perfiles es una forma en que se da, puede ser algo mucho más amplio.

Básicamente, al segmentar tu mercado, disminuyes el total de personas a las que llega tu oferta, pero a cambio, aumentas el porcentaje de éstos que podría estar interesado. Si por ejemplo, realizas tu publicidad pensando en todos los hombres, llegarás a muchas más personas, pero si te orientas únicamente a turistas, la cantidad será menor. Pero dado que, al hacerlo, ofrecerás cosas que les interesen más a ellos, al final tendrás más demanda que si lo hicieras con mayor amplitud.

El segmentar tu mercado, requiere un estudio muy cuidadoso, pues el grupo que elijas debe de tener gustos muy identificables, que puedas capitalizar. Trata de reconocer a todos tus posibles clientes, y si encuentras algo en común, trata de orientarte en ello.

Con un poco de visión, y conociendo a tu mercado, puedes elegir un grupo más definido, y eso podrá aumentar notablemente el número de tus servicios.





Autoanálisis mercadológico

23 04 2014

espejo

Como ya hemos visto en ocasiones anteriores, cualquier tipo de prestador de servicios puede – y debe – tener un buen plan de publicidad, en donde conozca a la perfección el negocio, a quien quiere dirigirse, y que espera conseguir con ello. Lo ideal, obviamente, es poder acudir a una agencia, pero para alguien que apenas empieza, y que no cuenta con el presupuesto adecuado, tendrá que ingeniárselas con lo que se tiene.

El primer paso será el conocer lo que se ofrece, que parece de primera instancia sencillo, pero que en realidad, no lo es tanto. Tú puedes saber quien eres como persona, y que sabes hacer, pero recuerda que al final, eres un prestador de servicios, y como tal, debes de saber conque cuentas. Físicamente, ya debes de tener un buen perfil de ti misma, por lo que el siguiente paso, será el saber que puedes ofrecer.

Primero, trata de definir que tipo de carácter tienes, con lo cual, intenta pasarlo en términos mercadológicos. Una mujer agresiva sería entonces “De actitud decidida”, mientras que una más tierna sería “adorable”. Busca que es lo que resultaría más atractivo a tu posible cliente, y parte de ello para formar un perfil. Infla un poco el conjunto, pero tampoco mientas.

Este es el primer paso para comenzar a desarrollar una buena campaña. Otros puntos se irán analizando con calma en entradas posteriores.





Costo, valor y precio

29 12 2011

Dentro de la mercadotecnia básica, existen tres conceptos que pueden ser algo complicados, y de los cuales dependen en mucho el tipo de servicio que se puede dar, y el como se evalúan. Estos conceptos son costo, valor y precio.

El costo es básicamente, la cantidad de gastos que deben de hacer para tener un producto. En un sandwich, por ejemplo, el costo es la cantidad que se gaste en pan, jamón, queso y otros ingredientes, de forma que obtengamos uno tal y como lo queremos. Estos mismos no son siempre exclusivamente monetarios, pues en este ejemplo, existe un proceso que se debe de realizar para tener el platillo preparado.

El valor es la utilidad que el mismo producto tiene, que puede a su vez dividirse en valor de uso, valor de cambio y valor simbólico. Este suele ser más subjetivo que el costo, pues cambiará de acuerdo a la apreciación que la otra persona tenga del producto o servicio, que tan útil le resulta en ese momento y que tanto llena sus expectativas. Por ello, depende en cual de los tres grupos lo consideren tanto el ofertante como el cliente.

El precio es una apreciación objetiva del valor subjetivo, ésto es, asignarle una cantidad económica a algo que depende de una apreciación. En algunos casos, es un proceso más o menos sencillo, pero en otros, especialmente en el servicio, puede ser sumamente complicado.

  En entradas posteriores, iremos analizando cada uno de ellos con cuidado, y veremos como aplicarlos en tu trabajo, para poder sacar lo mejor de lo que ofrezcas, pero presentando una opción justa y atractiva para tu cliente.





El valor agregado

15 03 2010

En mercadotecnia, se le llama valor agregado a una característica o servicio extra que se ofrece con un producto o servicio, con el fin de hacerlo más competitivo. Estos son especialmente útiles en casos de que no existe posibilidad de establecer gran diferencia en precio o calidad, aunque actualmente, muchas empresas lo utilizan.

La prostitución ofrece muchas formas de valor agregado, siempre y cuando usemos un poco nuestra imaginación. Detalles tan simples como el permitir el beso en la boca, el usar una vela aromática o poner música durante el servicio pueden hacer maravillas.

Dependiendo del tipo de valor agregado, puede incluirse en la publicidad o no. Muchas veces, para un cliente es muy estimulante el recibir un extra no anunciado en el servicio, y que puede ser la motivación para que vuelva a tomar el servicio con nosotros.

Sólo una recomendación: Evita ofrecer como valor agregado cualquier tipo de bebidas, excepto que vengan enlatadas. Muuchos cliente desconfían especialmente de éstas, y no les falta razón.