¿Qué hacer cuando no tienes una respuesta?

11 08 2014

Picture 429

Un error que cometen mucho las mujeres que eligen el perfil de samaritana, es el pensar que su labor es ofrecerle al cliente alguna solución para sea cual fuere el problema que el cliente le comparta. Por ello, cuando se llegan a encontrar en una situación que no comprenden, pueden sentirse completamente confundidas. En realidad, no tienen que preocuparse por ello, pues lo ideal es no tenerla.

Si analizamos con calma, cuando nosotros estamos en una situación especialmente tensa, lo que buscamos antes de una solución, es alguien que nos escuche, y que de alguna manera nos permite recuperar la calma.  A pesar de lo desesperado que esté una persona, sabe perfectamente que una prostituta no tendrá la solución de lo que le aqueja. Lo que estará buscando, son palabras de aliento, alguien que lo escuche, un hombro en el cual llorar. Así que lo único que necesitas ofrecer, es precisamente esas palabras de aliento. El todo va a salir bien, a pesar de lo socorrido que está, y que muchas veces suena imposible, es más que suficiente para muchas personas. En ciertos casos, es válido que le recomiendes ver a un profesional, en el caso que pienses que la situación es grave, o quizá compartirle tus experiencias, pero nada más. Realmente, no es necesario otra cosa.

Recuerda que, al final, tú solamente estás ofreciendo un plus al sexoservicio, y así como es poco profesional no estar preparada para dar tus servicios, es también incorrecto tratar de hacer más de lo que tu propio perfil alcanza.